Friday, February 23, 2007

Pretty Mouth and Green My Eyes

Apostando a ser débil, es más bien fácil ganar. Al fin y al cabo, es solo dejarse llevar, que te utilicen en el trabajo o que la infanta decida a jugar un juguito contigo, pequeño enano monstruoso de la corte española del siglo XVII (O.W). El destino determinará cuanta ganancia, cuanta pérdida. Ser fuerte, por otra parte, necesita de una habilidad para la manipulación muy exquisita, además, ser fuerte es sobre todo creer que se es fuerte, inteligente, poderoso, auto controlado; o sea, ser una víctima de si mismo. -Y este reconocimiento, me da esperanzas de que algún día todos los autodenominados fuertes, se vuelen los sesos y manchen las paredes de mármol con su sebácea materia orgánica, concientes, en un último momento de iluminación satánica, de la mierda que somos.-


Sigue De Daumier-Smith's blue period. Elija su
camino:

-1234567891011121314151617-

3 Comments:

Blogger Natalia Book said...

'Apostando a ser débil, es más bien fácil ganar'. Esa es la estrategia de Arthur. Mostrándose débil ante Lee, confesándole todo, al final lo liquida con la mentira, con la segunda llamada. Por supuesto teniendo bien claro dónde y con quién está su mujer
Saludos

8:51 AM  
Blogger Incio said...

Perdona que haga uso de los comentarios para pedirte información; pero he entrado a tu blog para revisar las críticas a JDS y me he encontrado con la agradable sorpresa de la canción de los Smith. Y me pregunto ¿es fácil? Cómo se hace...
Incluso un analfabeto informático como yo podría.
Saludos
Pierre
Puedes contestarme en mi blog -pincio.blogspot.com.

12:21 AM  
Blogger Now, Catastrophe! said...

Natalia, aunque esta sea quizás la opción más lógica, a mí me gustaría creer que la historia se desenvuelve de otra forma...

Lee está loco, en su locura cree acostarse con las esposas de sus amigos, Arthur sabe que Lee es la única persona que gracias a su locura esta despierto hasta tan altas horas de la noche; además esta bastante preocupado por su esposa. Lee llama a Arthur, Arthur en sus alucinaciones cree hablar con Lee, sus sfantasia se vuelcan contra el y lo deján sumido en un mundo irreal, durmiendo con una mujer que ahora sabe no está con el. Y que en verdad nunca ha existido ya que Lee y la llamada son productos de su delirium tremens.

Saludos.

1:01 PM  

Post a Comment

<< Home